976 770 111
Avda. Zaragoza, 2
50180 Utebo, Zaragoza
28 Diciembre 2015

Principales problemas con el gas y cómo reclamarlos

FACTURAS, CORTES DE SUMINISTRO, INSPECCIONES... ¡RECLAME!

 

Los motivos de reclamación más frecuentes en materia de gas son:

 

A) Irregularidades en la factura, como importes desproporcionados en facturas estimadas o tardanza en la regularización de consumos estimados.

 

B) Amenazas de corte de suministro:

 

La empresa distribuidora SOLO podrá interrumpir el suministro a sus usuarios en los siguientes casos:

 

- Cuando se establezcan derivaciones para suministrar gas a una instalación no prevista en el contrato.

 

- Cuando las instalaciones receptoras o aparatos consumidores de gas no cuenten con las autorizaciones necesarias.

 

- Cuando se manipule el equipo de medida o control o se evite su correcto funcionamiento.

 

- Por deficiente conservación de las instalaciones, cuando ello suponga peligro para la seguridad de personas o bienes.

 

- Cuando el usuario no permita al personal autorizado por la empresa la entrada en el local o vivienda a que afecta el servicio contratado en horas hábiles o de normal relación con el exterior, para inspeccionar las instalaciones o efectuar la lectura de contador.

 

- Por impago, cuando hayan transcurrido al menos dos meses desde que les hubiera sido requerido fehacientemente el pago, sin que el mismo se hubiera hecho efectivo.

 

En todos los casos anteriores, la interrupción del suministro se llevará a cabo por la empresa distribuidora, quien lo comunicará al usuario de forma fehaciente con una antelación mínima de seis días hábiles, salvo cuando ello suponga peligro para la seguridad de personas o bienes, que la suspensión se realizará de forma inmediata por la empresa distribuidora . En dicha comunicación deberá figurar la fecha de suspensión del suministro y la causa del mismo. El usuario podrá recurrir, en un plazo máximo de seis días, a la Administración competente, la cual resolverá sobre la suspensión en un plazo máximo de veinte días, entendiéndose desestimada en caso de no existir resolución expresa. En caso de que el usuario recurra la suspensión del suministro, deberá remitir copia del recurso presentado a la empresa distribuidora, que no podrá proceder a la suspensión del suministro mientras no haya resolución por parte de la Administración.

 

Mientras dure la suspensión del suministro no se seguirá facturando el término fijo de la tarifa.

 

C) Fraudes en inspecciones y revisiones de aparatos y equipos de suministro:

 

Las inspecciones deben realizarse por parte de los distribuidores o por personal contratado por estos, SOLO cada CINCO AÑOS y, dentro del año natural de vencimiento de este período. El distribuidor tendrá que comunicar a los usuarios, con una antelación mínima de CINCO DÍAS, la FECHA DE LA VISITA DE INSPECCIÓN. Los distribuidores repercuten a los usuarios el coste derivado de la inspección y aparatos de gas a través de la factura (no está permitido el pago en efectivo). De no seguir estas pautas desconfíe y pida acreditaciones. No tiene obligación de permitir ninguna revisión sin poder comprobar previamente la procedencia de la misma por parte de la distribuidora. 

 

En las calderas se deberán realizar tareas de mantenimiento UNA VEZ AL AÑO. Podrá elegir un técnico independiente. No hay tarifas establecidas, por lo que se recomienda pedir presupuesto y comparar precios antes de la contratación.

 

¿Cómo reclamar?

 

Para formular sus reclamaciones, los consumidores de electricidad deben presentarlas en primera instancia al Servicio de Atención al Cliente (SAC) de la empresa suministradora. Si no se obtiene respuesta o esta no es satisfactoria para el consumidor, puede reclamar ante los organimos competentes de consumo y solucionar su problema.

 

 

EL CONSUMIDOR DEBE PAGAR LAS INSPECCIONES Y REVISIONES

 

El titular de la instalación (ejemplo: propietario de un inmueble) o, en su defecto los usuarios (ejemplo: arrendatario de una vivienda), son los responsables del mantenimiento, conservación, explotación y buen uso de la instalación. El objetivo es que dicha instalación se encuentre permanentemente en servicio, con el nivel de seguridad adecuado. Las inspecciones se llevan a cabo según el procedimiento descrito en el apartado anterior.

 

El resultado de la inspección puede ser favorable o desfavorable. En el primer caso, el distribuidor entregará al usuario un CERTIFICADO DE INSPECCIÓN cumplimentado. Si el resultado de la inspección es desfavorable puede ser debido a dos supuestos:

 

- Anomalía principal. Si no se puede corregir en el momento, se interrumpirá el suministro de gas y se precintará la parte de la instalación pertinente o el aparato afectado. El titular o, en su defecto, el usuario, es el responsable de la corrección de las anomalías detectadas. Deberá utilizar los servicios de un técnico, que entregará al usuario un justificante de corrección de anomalías y enviará copia al distribuidor.

 

-Anomalía secundaria. Se dará un plazo de 15 días naturales para su corrección. Deberá utilizar los servicios de un técnico, que entregará al usuario un justificante de corrección de anomalías y enviará copia al distribuidor.

 

En instalaciones alimentadas por botellas de butano o propano, a revisión se realizará cada 5 años. Debe realizarla el usuario contratando los servicios de un instalador autorizado.

 

En el caso de las calderas murales domésticas de gas natural o GLP con una potencia inferior o igual a 70kW, cada dos años.

 

El resto de instalaciones de calefacción (gasóleo, electricidad, etc.) de potencia inferior o igual a 70 kW, el mantenimiento debe ser, como mínimo, anual.

 

No hay tarifas preestablecidas, por lo que se recomienda solicitar un presupuesto y comparar precios antes de la contratación de estos servicios de mantenimiento.

 

Subir